¿Dietas para bajar de peso?, ¿alimentación saludable?, ¿es lo mismo comer sano que comer para adelgazar? No, no es lo mismo. No es ni parecido, ya que puedes comer muy sano y subir de peso o comer realmente mal y adelgazar. Y es que hay alimentos que son muy muy sanos y que tu cuerpo necesita pero que tienen muchas calorías y "nos engordan".

¿De qué va a depender entonces que subas o bajes de peso? Todo depende básicamente del número de calorías que ingieras en relación a tu actividad diaria. O lo que es lo mismo, si ingieres más calorías de las que gastas, a la larga subirás de peso y al contrario (con matices). Eso sí, ten en cuenta que cada persona es diferente y de que (y lo más importante) la calidad de lo que ingieras va a afectar directamente sobre tu salud; somos lo que comemos, ¿recuerdas? No es lo mismo estar en tu peso comiendo mal que comiendo bien.

>>> TE INTERESA LEER: MI MÉTODO PARA COMER SANO. EMPIEZA A COMER SANO YA MISMO! 

Si antes eras de las mías y tú también eras de las que comías regular o no del todo sano y ahora has decidido empezar a comer bien, ¡ENHORABUENA!, ya has dado el primer paso y tienes que felicitarte por ello ;), pero aunque al principio tu cuerpo y tú vais a notar el cambio, lo más probable es que llegue un momento en el que te estabilices, te estanques y en el que digas "estoy comiendo muy sano pero no veo resultados, ¿por qué?", por eso, es hora de darle al play!

MACRONUTRIENTES, say what? Tranquila, yo también puse cara rara cuando escuché esa palabra. Los macronutrientes son aquellos nutrientes que suministran la mayor parte de la energía metabólica del organismo; estos son los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Hay quienes también consideran que el alcohol es un macronutriente, ya que aunque no es necesario para la salud aporta energía igualmente. De todos modos, muy pronto voy a estar hablando de los macros largo y tendido 😉

Algunos factores de los que depende la distribución de los macros:

  1. Metabolismo. Cada persona es diferente y como no, nuestro metabolismo también lo es. Hay personas que, coman lo que coman no les afecta, otras a las que cualquier cosa que ingieran les influye significativamente, ... por eso es tan importante que aprendas a conocer tu cuerpo y sepas cómo reacciona, porque de tu metabolismo va a depender la distribución y la cantidad de los macronutrientes que ingieras. 
  2. Género. Dependiendo de si eres hombre o mujer, los macros también van a variar. Si eres hombre, por lo general vas a necesitar comer más carbohidratos que si eres mujer, por ejemplo.
  3. El momento del día en el que comas. No vas a comer lo mismo si acabas de entrenar que si estás a punto de acostarte, te acabas de levantar ... por eso, comerte un plato de pasta no te va a afectar igual si lo comes por la noche, justo después de entrenar ...
  4. Tu actividad física. No es lo mismo si entrenas tres días en semana que si pasas el día sentada o entrenas de manera esporádica; la cantidad y la distribución de macronutrientes que tu cuerpo necesita van a variar.
  5. Tu objetivo. El factor mega-importante; no vas a comer lo mismo si quieres rebajar la grasa, aumentar tu masa muscular, mantenerte, ... por eso es tan importante que sepas y tengas muy claro en todo momento qué quieres conseguir con tu cuerpo y porqué, ya que de eso va a depender en gran medida, lo que comas. Siéntate, piénsalo, y déjalo por escrito. Aquí debajo puedes descargar gratis mis hojas para que las rellenes y las tengas siempre a mano. Si no lo escribes te va a resultar mucho más difícil conseguir tus objetivos; anota también qué es aquello que te frena. En mi caso, por ejemplo es entrenar por la tarde, porque me da muchísima pereza.

Descarga AQUÍ tus imprimibles GRATIS para que anotes tus metas y qué es lo que te frena. Ponlas en un lugar donde puedas verlas cada día. Cuando rellenes tus hojas, intenta ser lo más específica posible, no es lo mismo decir, "me voy a apuntar al gimnasio" que, "voy a ir al gimnasio tres días en semana". Cuánto más claras sean tus metas, mejor. Así sabrás si estás cumpliendo lo que te has propuesto, o no.

Además de todo esto, es importante también tener un control sobre cantidades, proporciones y combinaciones de macronutrientes. Mi recomendación es que si has comido arroz (carbohidratos), no te comas además una manzana, por ejemplo, ni que hagas una comida donde sólo haya proteínas, sino que equilibres. No sólo tienes que comer sano, sino comer sano y de manera inteligente y estratégica; pero no pienses que es complicado 😉 (comer de manera estratégica suena de todo menos sencillo, lo sé), sólo tienes que aprender a conocer tu cuerpo y darle lo que necesita. No te preocupes porque yo estoy aquí para ayudarte y hacértelo todo mucho más fácil.

>>> TE INTERESA LEER: 6 TIPS PARA COMENZAR UNA VIDA FITNESS + IMPRIMIBLES GRATIS PARA QUE EMPIECES YA!

Cada una de nosotras es diferente y son esas diferencias las que nos hacen de verdad únicas y especiales en todos los sentidos; y aunque en esto del fitness, la vida sana ... es verdad que existen muchos mitos que están extendidos y que se dan por válidos como si así lo fueran (como el de que comer sano es sinónimo de bajar de peso, pero tú ya sabes que eso no es del todo cierto 😉 ) cuando en realidad no son más que eso, mitos. Así que, estate atenta, porque muy pronto voy a estar sacando una serie de vídeo-post desmontando muchos de los mitos que tan extendidos están como si de verdades absolutas se trataran, para que esta vez tus esfuerzos no sean en vano y alcances por fin el cuerpo que siempre has querido tener, ¿estás preparada?

Ahora te toca a ti: dime, ¿cuál es tu mayor problema relacionado con alimentación y vida saludable y que necesitas solucionar YA? Déjamelo aquí abajo en los comentarios o en la sección de contacto. También encuéntrame en mis redes sociales y en mi canal de youtube y hablamos! ¿En qué puedo ayudarte?

Espero tus mensajes en las redes sociales 😉

Facebook | Twitter | Instagram